Herramientas de financiamiento en el Mercado de Capitales que impulsan negocios - TSA Bursátil

19 de mayo de 2020

Herramientas de financiamiento que impulsan negocios

El Mercado de Capitales ofrece distintos instrumentos de financiamiento para todo tipo de empresas. Te explicamos las alternativas disponibles para que puedas planificar tus finanzas y obtengas un capital de trabajo más eficiente.




A través del conocimiento y habilidad en el manejo de instrumentos bursátiles, las empresas (incluso PyMEs) pueden conseguir mejores condiciones en lo que respecta al financiamiento de su capital de trabajo.  

El Mercado de Capitales reúne a quienes disponen de fondos (inversores o colocadores) con aquellos que necesitan de fondos para financiarse (los llamados "tomadores"). Entonces, un mismo instrumento bursátil permitirá aumentar tu capital (invertir) o administrarlo estratégicamente (financiamiento).

Existen herramientas de financiamiento a corto, mediano y largo plazo. Dentro del corto plazo, se encuentran: caución, Cheques de Pago Diferidos, Echeqs, Facturas de Crédito Electrónicas y pagarés bursátiles. En el mediano plazo están las Obligaciones Negociables y, por último, la emisión de acciones para largo plazo. 

Te acercamos un resumen de estas herramientas:

Caución

Desde el punto de vista del financiamiento, la caución permite tomar fondos prestados a un plazo determinado. Se rige bajo oferta y demanda de aquel que tiene fondos y quien está dispuesto a tomarlos.

La particularidad de la caución es que, para garantía del colocador de los fondos, se deben entregar títulos como respaldo de la operación. Estos pueden ser títulos de deuda pública y/o privada, acciones, CEDEARs e, incluso, bajo ciertas circunstancias, se pueden dejar dólares. Actualmente la tasa de caución es volátil, pero suele estar entre 15 y 20%. Si bien el plazo mínimo es un día, los plazos más habituales son 7, 10 y 15 días.

Cheques de Pago Diferido

El cheque es definido como una orden de pago librada a determinados días, que se cuentan desde su presentación para registro en una entidad autorizada, contra la fecha de vencimiento del librador. Desde el punto de vista del colocador de los fondos, se trata de un instrumento de deuda que el inversor compra a un valor inferior al que recibirá al vencimiento (valor descontado), y tiene un plazo máximo de emisión de 360 días. 

Existen distintos tipos de segmentos de cheques dependiendo de sus garantías, y en relación a eso varía el rango de tasas. Los segmentos son avalados, patrocinados y directos.

Los avalados son aquellos cheques que cuentan con el aval de una SGR (Sociedad de Garantía Recíproca) y en caso de incumplimiento del librador del Cheque de Pago Diferido, esa sociedad asume el pago en tiempo y forma. Este segmento cuenta con el mayor volumen de negociación. 

Por otro lado, se cuenta con cheques patrocinados cuando las empresas más grandes solicitan permiso para cotizar en la Bolsa de Comercio, generando un beneficio para sus proveedores porque les permite contar con una herramienta de descuento de los cheques que reciben. Las libradoras pueden ser sociedades comerciales, cooperativas, asociaciones civiles, mutuales y fundaciones. De esa manera, da una soltura financiera a empresas de menor tamaño, garantizando una mejor cadena de valor. 

Por último, el segmento directo justamente es aquel en el que no hay avales ni patrocinio. Es decir que se realiza de manera directa en el mercado.  Tiene varios subgrupos, dentro de los cuales se destacan los siguientes:

  • Garantizado: Se debe dejar alguna garantía, similar a caución, que saldrá de la cuenta comitente del librador al mercado como respaldo. Existe un segmento especial para aquellas PyMEs que cuenten con su certificado emitido por la AFIP y les permite acceder a tasas más bajas (entre 20 y 25% anual).
  • No garantizado: No hay garantías formales, sino que se trata de un acuerdo entre partes. Muchas veces la seguridad radica en quién es el librador del cheque. Quien coloca los fondos está dispuesto a asumir dicho riesgo.  
  • Granos a fijar: Los cheques que se presentan para la negociación, como garantía, cuentan con la cesión de derechos crediticios derivados de contratos de compraventa de granos bajo la modalidad "precio a fijar". Entonces, el precio de esa operación será fijado en una fecha futura a criterio del vendedor, sobre la base de un precio de referencia. A partir de la cesión de los derechos de cobro del contrato, se valoriza ese activo abriendo un cupo que el vendedor podrá descontar todos aquellos cheques de pago diferido correspondientes.

En otro de los segmentos, los CHPD que se presenten para la negociación en el Mercado contarán como garantía con la cesión de derechos crediticios derivados de Contratos de compraventa de Granos modalidad Precio a Fijar.

El precio de esa operación será fijado en una fecha futura a criterio del vendedor, sobre la base de un precio de referencia. A partir de la cesión de los derechos de cobro del contrato a favor del Mercado se valoriza ese activo abriendo un cupo contra el cual el Agente vendedor podrá descontar todos aquellos cheques de pago diferido correspondientes.

Esta categoría resulta muy auspiciosa como alternativa de financiación de la economía real vinculada a la producción agrícola del país.


Echeqs

Los Echeqs tienen las mismas características que los cheques tradicionales, sólo que en versión digital y se negocian bajo los mismos segmentos. La única diferencia es que para descontar un Echeq, primero se deberá crear una cuenta custodio en Caja de Valores. De esta manera, se asocian los Echeqs a una sociedad bursátil y se negocian en el Mercado.

Facturas de Crédito Electrónicas

La Factura de Crédito Electrónica (FCE) es uno de los instrumentos de financiamiento más recientes. Principalmente, se reguló para darle soltura financiera a las PyMES y que puedan acceder a su descuento con mayor agilidad. 

Si bien las FCEs son emitidas por pequeñas o medianas empresas, los libradores, en general, son grandes empresas y por tal motivo pueden resultar atractivas. 

Para que una PyME pueda negociar FCEs como requisito éstas deben estar aceptadas por el pagador de las mismas. 

Pagarés bursátiles

El pagaré bursátil representa un título de deuda y, por eso puede ser negociado en el mercado de capitales siempre y cuando cuenten con un aval de SGR. Al igual que los CPD, el inversor los compra a un precio inferior a su valor nominal (valor descontado) y al vencimiento recibe el importe del valor nominal. Es decir que esa diferencia entre el precio pagado y el capital recibido, es el rendimiento que obtiene el inversor.  

Vale aclarar que los pagarés pueden expresarse en pesos o dólares. A su vez, cuentan con un plazo mínimo de 180 días y un máximo de 3 años. 

Obligaciones negociables

Las obligaciones negociables (ONs) son títulos de deuda que una empresa emite en general, para financiar un proyecto en particular. Las condiciones pueden variar dependiendo del emisor y deben establecerse en el “prospecto de emisión”. En ese documento, se detalla información sobre la empresa emisora, la moneda, forma y plazos de amortización del capital, interés y garantías. En general, las ONs pueden subclasificarse por su tipo y garantía. Pero además, en el Mercado de Capitales existen las ONs PyMES. 

Las ONs PyMES es un segmento especialmente creado para incentivar las emisiones de las pequeñas y medianas empresas. Su principal beneficio radica en los requisitos  de información y documentación a presentar. 

Acciones

La emisión de acciones por parte de una empresa representa la emisión de Títulos de capital. En este caso, la empresa sale a buscar nuevos socios en el Mercado de Capitales. Estos títulos representan una parte o cuota social de una sociedad, por lo cual el inversor que los adquiere se transforma en socio de las empresa. Su ganancia estará dada por el incremento del valor de la acción y por los dividendos, si es  que la sociedad decide su distribución.

Más novedades